Cómo puedo hacer para que mi perro traiga la pelota

Aprovechando que estamos en temporada de vacaciones (para algunos), queremos compartir con los amantes de los peluditos –o los no tanto– más monos, “los perros”,  unos consejos muy sencillos para disfrutar con tu mascota y hacer lo que todo amo se propone como primera meta con su amigo fiel: que mi perro traiga la pelota. Lo bueno de este desafío es que tu perro o perrita podrán hacer ejercicio, liberar el estrés, su energía y pasarlo pipa contigo. ¡Qué maravilla! Ahora bien, la pregunta es:

¿Cómo puedo hacer para que mi perro traiga la pelota?


¿Te ha pasado que tu perro no te hace caso, va y huele la pelota después de lanzársela y pasa de ella? Si es así, lee atentamente este artículo hasta el final y te vas a llevar una sorpresa. Solo tienes que llevar nuestros consejos perrunos a la práctica.

¡Vamos allá!

Para empezar, tienes que saber que el juego “Busca y trae la pelota”, consta de 4 fases molonas que deberás enseñar a tu perro si quieres que lo realice correctamente.

Fase 1: Ir a buscar la pelota.
Fase 2: Coger la pelota.
Fase 3: Traer la pelota.
Fase 4: Soltar la pelota.

Las dos primeras etapas del juego son las más sencillas de enseñar, el problema siempre radica en las dos últimas, pues los “peluditos y peluditas” acostumbran a poseer la pelota y no traerla ni soltarla. Pero, no te preocupes. Aquí, te diremos lo que puedes hacer:

que mi perro traiga la pelota

Fase 1: Que tu perro vaya a buscar la pelota


Lo primero que debemos hacer parece obvio si queremos que mi perro traiga la pelota. Lanzar la pelota. Pero de nada sirve si el amigo no le hace caso y mira hacia otra parte. Por ello motiva y busca conseguir que el perro tenga interés en jugar con la pelota o cualquier otro objeto. Eso sí, deberás dedicar unos minutos a jugar con él sin lanzarla y luego, pídele que se siente y mueve la pelota cerca de su hocico para llamar su atención que se centre en la pelota. Puedes dejar que la coja, de hecho es bueno que lo haga para que se acostumbre y sea mucho más fácil enseñarle a traerla cuando se la lancemos. ¿

A qué es fácil?

Es importante que le dediques tiempo a tu mascota y disfrutes tú también con esta primera fase, y no te desanimes si no te la trae a la primera, busca motivarle y enloquecerle para que tenga interés en la pelota.

¡Vais a pasarlo genial!

Fase 2: Que tu perro coja la pelota


Muéstrale la pelota y dale una orden, como por ejemplo ‘Toma’, para que la asocie y tome el objeto que tú le pides. Si no coge la pelota de forma instintiva, haz lo siguiente: presiona levemente con tus manos entre la mandíbula superior e inferior de tu “peludín”, haciendo que abra la boca. Cuando la abra, ponle la pelota dentro a la vez que dices la orden ‘Toma’ y felicítalo efusivamente. El condicionamiento positivo es fundamental a la hora de adiestrar a un perro, por ello, debes felicitarlo cada vez que haga algo bien. Cuando haga esto con fluidez, deja la pelota, en el suelo y dale la orden para que la coja. Prémialo cada vez que lo haga. Dile que es un buen perrito o buena perrita, claro está.
que mi perro traiga la pelota

Fase 3: Que tu perro traiga la pelota


Si al lanzarla tu perro persigue la pelota pero no la coge, dale la orden que le enseñaste para tomarla, “Toma”,  y, acto seguido, indícale que venga hacia ti. Cuando lo tengas delante, dile que se siente y dale la orden “Suelta” que ya debe aprendido. Prémialo cuando lo haga, recuerda que las chucherías para perros son lo mejor para motivarles. Y es que estos “peludines”, las chuches les encanta. Son un premio delicioso.

Algo que no puedes olvidar en la educación o adiestramiento de tu mascota, es enseñarle a tu perro la orden ‘Ven’, deberás hacerlo. La mejor manera es aprovechando situaciones cotidianas, cada vez que tu perrito o perrita, se acerque a ti, ya sea para comer o cualquier otra cosa, dile ‘ven’ y felicítala. Así aprenderá a asociar el acto de ir hacia ti con la palabra.


Fase 4: Que tu perro suelte la pelota


Ahora vamos a enseñarle a soltarla. Para ello, no dejes que suelte la pelota sin que tú se lo hayas dicho. Deja que tenga el objeto en la boca unos segundos, coloca tu mano abierta bajo su hocico y dale la orden ‘Suelta’ o con la palabra con la que te sientas mejor. Puesto que lo que queremos es que deje la pelota por sí solo, no debemos quitársela nosotros de la boca, pues estaremos creando el efecto contrario y el perro pensará que debe esperar a que se la quites tú. Deberás repetirle la orden varias veces durante 20 minutos, como máximo, y practicarlo varios días hasta que la aprenda. Comprobarás que al principio a tu perro le costará un poco soltar la pelota pero que, con insistencia y paciencia, relacionará la mano y la palabra con el acto de dejar caer el objeto. Sólo ten un poco de paciencia y sentido del humor.

Cada vez que tu perro suelte la pelota sin que se lo hayas dicho deberás decirle un claro ‘NO’ y dársela otra vez, y cuando lo haga bien felicitarlo. Cuando haya aprendido las órdenes de ‘tomar’ y ‘soltar’ la pelota, ya podemos proceder a lanzarla. Ay, cuánto os vais a divertir.

Nuestro consejo es que busques un lugar amplio, donde pueda correr y correr. Y lo primero que debes hacer es ordenarle que se siente. Luego, lanza la pelota no muy lejos y dale la orden ‘Busca’ para que la asocie con el acto de perseguir el objeto.

que mi perro traiga la pelotaPráctica todos estos consejos y juega mucho con tu mascota cada día hasta que aprenda a traer la pelota. Si la raza de tu can es de caza, te será mucho más fácil que aprenda a ir a buscar el objeto y cogerlo, pero te costará más conseguir que lo traiga y lo suelte, pues lo tomará como su presa. Deberás ser constante y darle tiempo a tu mascota a interiorizar cada instrucción. El ejercicio del perro es fundamental para que libere tensiones y no acumule estrés. Y para ti será un momento para disfrutar de tu mascota. Qué disfrutéis.

 

 

Print Friendly, PDF & Email